Mishpatim

“Cuando encontrares el toro de tu enemigo o su asno extraviado, se lo devolverás” (Shemot 23:4)

La Torá enfatiza en regresar la pérdida a cualquier persona, aún siendo del propio enemigo de uno, ya que al extraviar alguien una pertenencia, esta puede significar, aparte de una pérdida económica, una pérdida sentimental, una pérdida de tiempo, u otra manera de pérdida; y al regresarla se le devuelve parte de su ser, parte de su vida o de su historia.

De igual manera, existe la obligación de regresar las pérdidas espirituales, refiriéndose estas al acercamiento de cada Yehudí a su Creador, ya que el alma es parte de Hashem y al estar alejada se compara con una pérdida, y al acercarse a Hashem es considerado como regresarle la perdida a su dueño, por lo que al acercarse cada Yehudí a Boré Olam es comparado con la alegría que se tiene al regresarle un objeto a su prójimo, recordando siempre que el regresar las pérdidas espirituales es más elevado que las materiales.

 “Y dijeron, todo lo que diga Hashem haremos y escucharemos” (Shemot 24:7)

Cuenta la Torá que al encontrarse el Pueblo de Israel frente al Monte de Sinaí, Moshé le explicó al Pueblo las leyes de la Torá, a lo que estos respondieron el conocido “Haremos y escucharemos”, y dicen los Jajamim que el decir esto los llevó a una grandeza muy elevada, ya que esta es la forma en la que los ángeles sirven a Hashem, antes de escuchar su misión están dispuestos a hacerla.

La pregunta que surge es, siendo que Moshé les explicó todas las leyes con anterioridad, ¿Cómo dijeron haremos y escucharemos, si ya sabían las leyes?

La enseñanza que nos quiere transmitir la Torá es, Bene Israel quisieron decirle a Moshé que no importa todo lo que pida Hashem, siempre estarán en disposición de hacerle caso como los ángeles y así como los ángeles cuando se les encomienda una misión al empezar a escucharla la empiezan a llevar a cabo, igualmente nosotros al escuchar cualquier Mitsvá correremos a hacerla, ya que al acercarse un poco a la Torá ésta misma nos impulsa a seguir encaminados en el camino de Hashem.

¿Y tu...

- Sientes armonía y paz al acercarte a la Torá?

- Tratas de “Hacer y Escuchar” en tu respectivo nivel?

- Al cumplir cualquier Mitsvá te sientes cercano a Hashem?

 “Y dijeron, todo lo que diga Hashem haremos y escucharemos” (Shemot 24:7)

Al encontrarse el Pueblo de Israel frente al Monte de Sinaí, Moshé le preguntó al pueblo si querían recibir la Torá de Hashem, a lo que estos respondieron el conocido “Haremos y escucharemos”, declarando que estaban dispuestos a cumplir las Mitsvot aun sin entender el motivo, ya que dijeron primero “Haremos”, queriendo decir, cumpliremos, y después “Escucharemos” queriendo decir, entendiendo los motivos de éstas.

La pregunta que surge es, siendo que el pueblo de Israel no conocía lo que estaba escrito en la Torá, ¿Cómo estuvieron dispuestos a recibir la Torá antes de saber siquiera lo que dice en esta y de una forma en la cual declararon que están dispuestos a cumplir las Mitsvot aun antes de entender el motivo de estas?

La enseñanza que nos quiere transmitir la Torá es, el pueblo de Israel al salir de Egipto y ver con sus propios ojos la maravillas que hizo Hashem para liberarlos de Egipto y tomarlos como Su pueblo, estaban seguros que todo lo que pediría Hashem de ellos sería solo para su bien, de ahí comenzó la fe y el amor hacia Hashem, por lo que el pueblo de Israel estaba dispuesto a cumplir todo lo que pida Hashem ya que seguro era para su bien, y aún antes de entender los motivos de las Mitsvot, asumiendo su incomprensión en la diminuto entendimiento del ser humano en comparación a la del Creador, por lo que estaban dispuestos a entregarse por completo a la Torá, demostrando que todos los preceptos son para el bien del humano y por el amor que tiene Hashem a estos.

Imprimir Correo electrónico

Irish gambling website www.cbetting.co.uk Paddy Power super bonus.