Beshalaj

“Hashem iba delante de ellos, de día guiándolos con una columna de nube, y de noche con una columna de fuego para alumbrarles el camino” (Shemot 13:21)

Al salir Bené Israel de Egipto, Hashem los dirige en el desierto, protegidos por nubes protectoras de día y columnas de fuego por la noche, las cuales los protegían de todos los inconvenientes que se encontrasen en el desierto, como también un pozo de agua que los seguía donde fuesen, y pan del cielo que caía diario para alimentarse, durante los cuarenta años que duró la travesía en el desierto.

La pregunta que surge es, siendo que Hashem se distingue por no cambiar la naturaleza, y cuando lo hace oculta el milagro para que pareciese como un acto regular, ¿Por qué hizo este milagro que cualquiera se podía dar cuenta a simple vista, siendo mejor haber “arreglado” el desierto y proveerles de comida de manera que pareciese natural, en vez de hacer un milagro tan grande durante tanto tiempo?

La enseñanza que nos quiere transmitir la Torá es, Hashem siempre trata de actuar sin que se note Su presencia, sin embargo, ya que al liberar a Bené Israel de Egipto los iba a consagrar como Su pueblo, quería que Bené Israel valoren como Él los aprecia, tanto que cambió la naturaleza durante cuarenta años en los cuales los acompaño con nubes protectoras, columnas de fuego, un pozo de agua que los seguía donde fuesen, pan del cielo, etc. todo con la intención que cada integrante de Bené Israel aprecie su importancia que tiene ante Bore Olam y se sientan orgullosos de su judaísmo.

“Hashem iba delante de ellos, de día guiándolos con una columna de nube, y de noche con una columna de fuego para alumbrarles el camino” (Shemot 13:21)

Explica la Mejiltá (libro contemporáneo de la Mishná), al Alumbrar Hashem a Bené Israel, los Malajim (Ángeles) le pedían a Hashem que los deje a ellos alumbrar a Su pueblo, no siendo necesario que Hashem mismo lo haga, sin embargo Hashem Le contestó a los ángeles, que Él quería alumbrar a Bené Israel, para demostrarle, tanto a ellos como a los demás pueblos, el amor que tiene por Israel,  no permitiendo que nadie los alumbrara, sino que Él mismo alumbra y dirige al pueblo de Israel, dándole al pueblo el sentimiento de importancia, logrando con esto el que se comporten con respeto y se sientan propicios a recibir la Torá.

Ese sentimiento que le dio Hashem a Bené Israel, no fue exclusivamente en aquellos tiempos, sino el amor que Hashem nos mostró durante los cuarenta años que duró la travesía por el desierto, sigue estando latente durante nuestros tiempos, al acercarse cada Yehudí a Hashem, mejorando cada día en su crecimiento espiritual y favoreciendo el respeto por todos los integrantes de nuestro pueblo, son las maneras de demostrar el orgullo de contar con nuestra Sagrada Torá, mismo orgullo que Hashem siente por Su Pueblo.

“Es mi D-s y como tal Lo alabaré, Es el D-s de mis padres y como tal Lo ensalzaré” (Shemot 15:2)

Al cruzar Bene Israel el mar rojo, empezó todo el pueblo a alabar a Hashem por los milagros que les hacia, dentro de las alabanzas cantaron, “Es mi D-s y como tal Lo alabaré, Es el D-s de mis padres y como tal Lo ensalzaré”, a lo que los Jajamim explican que éste Pasuk (Versículo) se refiere que hay que alabar a Hashem embelleciendo las Mitsvot.

La pregunta que surge es, si la Torá nos quiere transmitir que es muy importante hacer las Mitsvot de una manera que se muestre que las embellecemos, ¿Por qué la Torá nos lo insinuó en el canto de Bene Israel hacia Hashem y no cuando se nos ordenó cumplir las Mitsvot?

La enseñanza que nos quiere transmitir la Torá es, así como una alabanza sin canto, es una alabanza a la cual le falta esencia, igualmente las Mitsvot si al hacerlas no las embellecemos y las hacemos con alegría, es como si le faltara su esencia.

¿Y tu...

- Cumples las Mitsvot con alegría?

- Al cumplir las Mitsvot sientes cariño hacia Hashem?

- Embelleces tus Mitsvot?

 

Imprimir Correo electrónico

Irish gambling website www.cbetting.co.uk Paddy Power super bonus.