Lej Lejá

“Y le dijo Hashem a Abram, sal de ti tierra” (Bereshit 12:1)

Al inicio de la Parashá Hashem le ordena a Abraham que se retire de la tierra de sus padres hacia la tierra que Él le mostrará.

La pregunta que surge es, si Hashem quería que Abraham se dirija hacia la tierra de Israel, ¿Por qué Hashem, en vez de tener que dirigir a Abraham durante toda su travesía hacia la tierra de Israel, no le dijo desde el inicio que se dirija hacia Israel?

La enseñanza que nos quiere transmitir la Torá es, Abraham Abinu tenía fe ciega en Hashem, por lo tanto cada paso que él daba podría ser la parada final de su travesía, por ése motivo Hashem no le dijo el destino final, ya que para Abraham todo paso era cumplir con la palabra de Hashem.

¿Y tu...

- Cada suceso en tu vida lo relacionas hacia la Providencia Divina?

- Tienes fe ciega en Hashem al cumplir las Mitsvot que nos ordenó para nuestro bien?

- Aceptas para bien todos los sucesos que te ocurren día a día?

Te haré un pueblo grande, Te Bendeciré y Engrandeceré tu nombre (Bereshit 12:2)

El exegeta Rashí explica que Hashem bendijo a Abraham con tres bendiciones, ya que al irse a otra tierra, la travesía y el cambio de tierra generalmente provocan el no poder reproducirse, la perdida de dinero y la “fama”, por eso Abraham recibió Berajot para que no caiga en ninguna de estas.

Explica el Jatam Sofer, que siendo que Abraham era muy humilde no era necesario que Hashem lo bendiga con “fama”, ya que esta es para los que no han llegado a la humildad absoluta, sin embargo fue bendecido con esta, ya que de las misiones de Abraham era el acercar a las personas hacia Hashem y al tener esta es más fácil que sus palabras sean escuchadas, queriendo enseñar como cualquier virtud puede ser utilizada para el bien.

 “Y Te daré por medio de ella un hijo” Bereshit (17:16)

Hashem le vaticina a Abram que va a tener descendencia junto con Saray, pero antes de que ocurra ese milagro Les cambia el nombre de Abram a Abraham y de Saray a Sará.

La pregunta que surge es, siendo que Hashem puede hacer milagros sin ningún tipo de restricción y de acuerdo a Su merced, ¿Por qué Hashem, le cambió el nombre a Abraham y Sará antes de que ocurra el milagro y se embarazara Sará, hubiera sido preferible que no le cambie el nombre para que sea más notorio el milagro y que la gente no piense que por cambiarle el nombre se le cambió la suerte, sino que por la Berajá de Hashem les nació Itsjak?

La enseñanza que nos quiere transmitir la Torá es, Hashem puede hacer todos los milagros que quiera, sin embargo al crear el mundo y crear el libre albedrio decidió no cambiar la naturaleza del mundo de forma abierta (con ciertas excepciones), ya que al hacerlo y mostrar Su Reinado en forma abierta se perdería el libre albedrio, por eso al pedirle que nos ayude, Él nos pide que nosotros hagamos algo, aún el menor esfuerzo, por eso le cambió el nombre a Abraham, para enseñarnos que al pedirle a Hashem que nos ayude, es necesario hacer algo aún que sea algo pequeño, para que parezca que lo que aconteció fue un acto de la pura “naturaleza”.

Imprimir Correo electrónico

Irish gambling website www.cbetting.co.uk Paddy Power super bonus.